My photographic work uses the classic fashion as a reference to create a suffocating aesthetic in which the images of the abduction of Al Qaeda in Mesopotamia and Spanish Baroque painting. Appropriation, forgery and simulation of terror to represent loneliness and twisted complexity of existence. The photographic portrait as a unique tool with which to investigate psychological.

 

La identidad no existe, y no hay nada maás falso que una fotografía para recuperarla. La realidad solo se deja atrapar a través de los espejismos fotográficos y el documento, empastando aún más la comprensión y la transmisión. Estamos intoxicados de imágenes que no nos reportan nada, ni nos afectan internamente, que no se comprenden ni se asocian entre sí.

Mi trabajo fotográfico emplea los clásicos de la moda como referencia para crear una estética asfixiante, en la que las imágenes de los raptos de Al Qaeda en Mesopotamia y la pintura barroca española se mezclan. Apropiación, falsificación y simulación del terror para representar la soledad y la retorcida complejidad de la existencia. El retrato fotográfico como única herramienta psicológica con la que investigar.